Select Page

Más sobre el autor: Oscar Lage

En los últimos años el interés por la economía del dato y la Inteligencia Artificial no ha dejado de crecer. Las empresas son conscientes del valor de los datos que generan, pero hoy en día todavía no están explotando dicho valor por miedo y desconfianza a la hora de cederlos a terceros.

En la actualidad, las empresas se limitan a capturar, almacenar y explotar aquellos datos que son de utilidad para mejorar sus procedimientos mediante técnicas estadísticas, machine learning o Deep learning entre otros. Las empresas, no obstante, son conscientes de la limitación que tiene la aplicación de la IA sobre unos datos sesgados que reflejan únicamente sus procesos tal y como se están explotando en la actualidad, con muchas limitaciones para realizar complejas interpolaciones y mejorar sustancialmente en muchos casos.

El acceso a un mayor conjunto de datos, más heterogéneo y diverso permitiría dar un salto de gigante en la explotación de datos, y es precisamente la promesa tras la economía del dato, el compartir y poner en valor los datos de cada empresa con el fin de poder obtener un mayor beneficio común y premiar a aquellos que aporten más datos y de mayor valor al resto.

La compartición directa de datos entre dos empresas mediante acuerdos bilaterales está teniendo un impacto muy limitado debido a la desconfianza a la hora de compartir datos con terceros, pudiendo perder el control sobre los mismos y que éstos sean compartidos y explotados indefinidamente sin poder beneficiarse.

Iniciativas como GAIA-X, apoyada en IDSA a nivel europeo, pretenden cambiar este ecosistema, y convertir a Europa en un referente en la compartición de datos. Precisamente la soberanía tecnológica y del dato propuesta bajo el paraguas de GAIA-X, abandera la ciberseguridad como la tecnología habilitadora clave para este nuevo ecosistema de datos.

Brokel es la propuesta del equipo de criptografía aplicada de TECNALIA para dar respuesta a esta necesidad del tejido empresarial, potenciar la economía del dato e impulsar la adopción de la Inteligencia Artificial.

Brokel es el resultado de una larga trayectoria en tecnologías de privacidad cuyo objetivo es la protección de los datos y los servicios digitales. El objetivo es garantizar la protección del dato a aquellas empresas que desean compartir o poner a disposición sus datos con terceros, sin perder la soberanía y control sobre su información. Al mismo tiempo las tecnologías criptográficas aplicadas permitirán a los proveedores garantizar la confidencialidad de los algoritmos de Inteligencia Artificial con los que ofrecen servicios de optimización, predicción, etc.

“Esta tecnología bautizada como permitirá crear entornos de compartición y explotación colaborativa de datos de formas segura y por consiguiente acelerar la aplicación de la Inteligencia Artificial en entornos como la industria 4.0, energía o ensayos clínicos.

Brokel permitirá que las empresas puedan realizar análisis estadísticos sobre los datos de sus clientes para obtener información de su interés sin llegar a conocer el detalle de dichos datos; analizar datos del resto del sector y comparar su posicionamiento sin conocer el detalle de cada uno de los participantes; analizar las bases privadas de las administración pública y obtener conocimiento de su interés para actividades de marketing, segmentación, etc.; entrenar sus algoritmos de Inteligencia Artificial sobre los datos del resto del sector o sus usuarios, incluso ofrecer servicios basados en dichos algoritmos o conocimiento experto sin desvelar su conocimiento y algoritmia. 

En la actualidad Brokel está siendo utilizado en diferentes pruebas de concepto y su objetivo es que el tejido empresarial pueda ser pionero en la compartición y explotación segura y soberana de sus datos, y que ello juegue una ventaja competitiva en escenarios tan competitivos como el de la Industria 4.0, energía, o salud entre otros. 

Tras los resultados satisfactorios de las pruebas de concepto realizadas consideramos que la tecnología está validada y lista para comenzar a realizar pilotos más avanzados junto con el tejido empresarial, validando la tecnología en diferentes entornos y posicionando a las empresas como líderes en la economía del dato de sus respectivos sectores.

Pin It on Pinterest

Share This